Karol Espinoza.2 marzo, 2020
Ureña necesitó ayuda para salir caminando del festival Picnic. José Cordero
Ureña necesitó ayuda para salir caminando del festival Picnic. José Cordero

Marcos Ureña se convirtió este fin de semana en la última figura de Alajuelense que se metió en una bronca de indisciplina, un problema que ha acompañado al club durante los últimos años.

No obstante, el jugador también fue el primero en ser sancionado por el cuadro erizo.

Al delantero de Palmichal de Acosta lo grabaron este sábado mientras salía del festival musical Picnic, en el Centro de Eventos de Pedregal, pero no solo, sino ayudado por personeros de seguridad, ya que Ureña no podía caminar por sus propios medios.

En Alajuelense, el gerente deportivo, Agustín Lleida, aseguró que conversaría este lunes o martes con el jugador pues aunque los futbolistas tienen derecho a divertirse en el tiempo libre, también deben recordar que representan a una institución como la Liga, por lo que su comportamiento debe ser el correcto.

Al final, la Liga informó que Lleida se reunió este lunes con Ureña y que lo sancionaron con un rebajo de la mitad del salario de marzo. De acuerdo a los rojinegros, la sanción está estipulada en las cláusulas del contrato del jugador y en el reglamento disciplinario interno.

Curiosamente, Ureña es el primero de una larga lista de indisciplinados al que no le perdonaron la torta.

Por ejemplo, en enero del 2017 circularon unos videos del lateral erizo José Salvatierra, quien no podía ni sostenerse, celebrando el fin de año en Tamarindo, Guanacaste.

Sin embargo, eso no le impidió seguir en el equipo e incluso lo premiaron pues a finales de ese año le ampliaron el contrato que lo mantiene en la casa rojinegra.

De hecho, Salvatierra fue noticia hace 15 días cuando circuló un video en el que se le veía en la playa. a pesar de que aparentemente estaba lesionado y no fue a jugar a Guápiles por esa razón.

Otro que, supuestamente, estaba lesionado y no jugó contra Cartaginés el 25 de enero fue Jonathan McDonald, algo que no le impidió estar ese día en el Verano Toreado de Teletica, que se realizó en Palmares.

Ante eso, el directivo manudo Federico Calderón salió en defensa de los jugadores y le dijo a La Teja que los futbolistas podían disponer de su tiempo como quisieran, siempre y cuando cumplieran con los trabajos dispuestos por el cuerpo médico y fisioterapeutas.

McDonald, el gran ídolo manudo, se ganó dos amarillas en Limón por reclamar y por una falta ruda. Al final, jaló expulsado y dejó al equipo guindando. Alonso Tenorio
McDonald, el gran ídolo manudo, se ganó dos amarillas en Limón por reclamar y por una falta ruda. Al final, jaló expulsado y dejó al equipo guindando. Alonso Tenorio
No se salva nadie

La directiva comandada por el abogado Fernando Ocampo tampoco ha sido consecuente y una muestra de eso sucedió en noviembre del 2016 al sacar del equipo a Cristopher Meneses, pero a finales de ese año lo volvieron a presentar como jugador del club.

Luego, el 9 de diciembre del 2018, tras perder la semifinal de segunda vuelta ante el Herediano en penales, circuló un video de una fiesta en el palco norte del Morera Soto en el que aparecían el exmanudo Rónald Matarrita, el fotógrafo Rubén Murillo y Enio Cubillo, encargado de darle mantenimiento a las canchas del estadio y del Centro de Alto Rendimiento de Turrúcares.

Cubillo (tenis rojas) montó la fiesta en el palco y ahora es mano derecha de Lleida. Archivo
Cubillo (tenis rojas) montó la fiesta en el palco y ahora es mano derecha de Lleida. Archivo

En esa ocasión, otra vez Ocampo mostró su molestia, pero nada más.

"A mí me molesta tremendamente, es una imprudencia. El palco es de una empresa privada, no es que nosotros lo abrimos (para que ellos lo usen) pero sí fue muy desafortunado”, dijo Ocampo al programa “120 Minutos” de radio Monumental.

Sin embargo, Murillo sigue trabajando en el equipo, de hecho, es parte del departamento de prensa y en el caso de Cubillo ahora no solo arregla las canchas, también es parte del grupo cercano que trabaja con Agustín Lleida, por lo que se le puede ver junto a él y los directivos en la mayoría de juegos del equipo.

Otro caso cercano y que involucró a un aficionado sucedió en abril del 2019, cuando el socio Felipe Meza bajó a la zona mixta de la Catedral y trató de muerto de hambre al morado Johan Venegas, lo que le causó a los rojinegros que les vetaran el estadio por un juego, así que tuvieron que jugar ante el Herediano en el Estadio Nacional.

En la casa manuda hablaron de quitarle el carnet de socio al ortopedista, no obstante, como la mayoría de veces, del asunto no se volvió a tocar.

Manrique Lara, fiscal rojinegro, se limitó a decir que hubo un debido proceso disciplinario y una sanción a los involucrados, sin entrar en detalles sobre cuál fue el castigo que aplicaron.

Felipe Meza (centro) es el representante de la afición manuda que se mete en broncas y perjudica al equipo pero no pasa nada.
Felipe Meza (centro) es el representante de la afición manuda que se mete en broncas y perjudica al equipo pero no pasa nada.