Nacional

Claudia Dobles, la primera dama que “enterró” las sillitas para el té

La Teja tuvo acceso al despacho de quien figura en la lista de las 50 líderes mundiales

El despacho de la primera dama, Claudia Dobles, refleja mucho lo que ella es.

De primera mano uno se pregunta ¿dónde está el escritorio? Pues no, ella no usa. En su lugar tiene una amplia mesa con 12 sillas, una pizarra y una pantalla, pues doña Claudia es arquitecta, con 14 años de experiencia en diseño, gestión de proyectos y planeamiento urbano, así que lo que necesita es un espacio para trabajo en equipo.

Las antiguas sillitas para el té pasaron a la historia. Para ella un iPad y una mesita donde coloca su bolso y otras cositas personales es más que suficiente. Ahí pudimos ver una imagencita de la Virgen de los Ángeles llena de agua bendita y una botellita de encimas de papaya que ayudan a la digestión.

En la pared cuelgan dibujos de su hijo Gabriel, de cinco años. Uno era un huevito de pascua, otro de ambos jugando fútbol, otro de él con el uniforme de la Sele y uno de un corazón.

A punto de culminar el primer año de Gobierno de Carlos Alvarado, la primera dama nos abrió las puertas de su despacho para contarnos cómo cambió su vida, pues ella es la mano derecha del presidente en temas tan relevantes como la construcción del tren rápido de pasajeros, ordenar las rutas de buses, meterle candela a la utilización de transportes más limpios (como el eléctrico), entre otros.

Su labor fue tan destacada en este tiempo que el mes pasado fue elegida por la revista Fortune como una de las 50 líderes mundiales, quedando en el puesto 15.

A continuación un extracto de la conversación que tuvimos con ella, donde nos abrió las puertas de su oficina de forma amable y siempre sonriente.

¿Qué le responde a las personas que aseguran que usted no tiene méritos para estar en la lista de líderes que emitió la revista Fortune?

La revista Fortune, dentro de las cosas más positivas que tiene, es que dentro del mapeo mundial que hacen tienen a Costa Rica bajo el filtro de temas de cambio climático y temas ambientales. Lo más importante que deberíamos rescatar de que haya una persona latinoamericana en la lista es que pone a Costa Rica en el mapa, ratificando que nos habíamos puesto también en el mapa hace tres años con Christiana Figueres, justamente por temas ambientales de la negociación de París. Esto posiciona a Costa Rica y trae beneficios en turismo e inversión.

¿Usted sabía que estaba en la lista?

Yo me enteré el día que lo publicaron, antes de eso no tuvimos ningún acercamiento con Fortune.

¿Es cierto que la elección fue por votación electrónica? ¿Usted incidió en la batería de votos que se tuvo que efectuar para alcanzar ese puesto?

No, por supuesto que no, ojalá tuviéramos una maquinaria así. Somos personas enfocadas en proyectos que tenemos que sacar, no en generarnos relaciones públicas a nivel de redes.

¿Qué o quién la inspiró a ser una primera dama diferente a lo que estábamos acostumbrados?

No hay una estratega detrás de esto, nada más que yo me he dedicado a la gerencia de proyectos, sobre todo en el sector de diseño y construcción, y en una conversación completamente transparente con Carlos (Alvarado) la decisión fue que el conocimiento y fortalezas que yo tenía, pudiéramos trasladarlas al servicio desde Casa Presidencial.

De los proyectos que tiene a cargo, ¿cuál es el más importante para usted?

Todos, porque no se ven como proyectos aislados, sino más bien conforman una red que empuja la proyección a futuro, dependen unos de otros. Hay algunos que a nivel de inversión tal vez signifiquen más, pero a nivel de importancia todos son iguales.

¿Cuál será el legado suyo, tangible, que verá la población dentro de tres años una vez que culmine esta administración?

Espero que podamos ver avances en lo que es el servicio de Incofer, ya que el arranque de la construcción del tren eléctrico se daría en la siguiente administración. Obviamente queremos ver mejoras importantes a nivel de transporte público de buses y dejar un legado que arranca el proceso de transición de la flotilla vehicular, tanto privada como pública, hacia una flotilla limpia, eléctrica, que se palpe en la calle ese cambio.

Circula un post de una persona que dice ser su amiga, Nancy Pauta. Dice que durante la candidatura de don Carlos él tuvo que renunciar y usted hacerse cargo de todos los gastos de la casa. ¿Cómo fueron esos meses?

Para mí fueron meses normales, porque justamente en la primera ronda yo no me involucré en la campaña porque estaba trabajando y lo hice bastante, siempre le he puesto mucho empeño a mi trabajo.

Ahora usted no recibe salario por lo que hace. ¿Se dividen el salario de don Carlos o cómo le reconocen económicamente su aporte al Gobierno?

Compartimos el salario de Carlos bajo el entendido de que ambos estamos trabajando desde Casa Presidencial.

¿Mita y mita?

La repartición la hacemos de tal manera que podamos cubrir los gastos y que obviamente tengamos independencia económica como individuos, ese es el objetivo.

¿Cómo cambió el último año su vida? ¿Qué extraña?

Lamentablemente leo menos, eso lo extraño mucho, me gusta mucho la ciencia ficción, clásicos como Dune y la novela histórica. Extraño poder ir con mayor regularidad al cine y algunas actividades propias de los fines de semana, pues algunos los dedicamos a giras.

¿Con qué libera estrés?

Hasta donde puedo, mantengo un espacio en las mañanas donde corro en caminadora, eso me ayuda mucho. Antes sí hacía carreras, cuando estaba en Panamá, pero no se hagan la idea de que soy la más atlética.

¿Qué es lo más difícil y lo más gratificante de su trabajo?

Lo más difícil es el manejo del tiempo, balancear trabajo y familia. Hay que hacerse más ordenado y disciplinado. Y lo más gratificante es la gente, ver como las cosas que procuramos hacer van para el bienestar de las personas. Cuando arrancamos la campaña Jale al puerto, hubo un festival de música en Puntarenas donde las mujeres vigoroneras nos dijeron que el negocio estuvo buenísimo. Eso fue muy gratificante.

¿Qué tan difícil es combinar sus labores de primera dama con sus labores de mamá?

Es difícil. El de la primera dama no es un caso excepcional, le pasa a cualquier mujer en el mundo. Independiente si se trabaja fuera de casa o en ella. Compaginarlo con la crianza de los hijos y las otras responsabilidades como ser amiga, hermana y esposa, es algo que compartimos todas. Ahí vamos haciendo malabares. En mi caso tanto mi suegra como mi mamá nos ayudan muchísimo, son nuestra red de apoyo más importante.

¿Qué dice su hijo de cómo cambió su vida?

Está muy pequeñito, ni lo dimensiona ni lo verbaliza. Él siempre reclama tiempo, eso es muy bueno y es su derecho y espero que lo siga haciendo. Sus papás siempre han trabajado fuera de casa, entonces procuramos encontrar ese balance.

Usted fue a la escuela en Alajuelita, ¿qué recuerda de esa etapa?

Viví ahí toda mi infancia, en Alajuelita centro. De ahí recuerdo mis recorridos desde mi casa hasta la escuela (estuvo en la Abraham Lincoln), pasar por el parque porque vivíamos como a 300 metros de ahí.

¿Volvería a vivir ahí?

Claro, yo viviría en cualquier lugar de Costa Rica y creo que Alajuelita es uno de los lugares a los que le hemos puesto más atención, porque tiene mucha densidad de población y menos espacios públicos, estamos trabajando en eso.

¿Cómo incidió en su matrimonio trabajar al lado de don Carlos? ¿Eso ha desgastado la relación o la ha fortalecido?

La relación se ha visto fortalecida, pero nosotros no nos vemos ni pasamos juntos todo el tiempo, lo cual es bueno y sano. Realmente nosotros no nos vemos, en actividades sí, pero en nuestro trabajo diario en presidencia cada uno tiene su agenda. De las ocho o diez horas horas diarias que trabajamos no nos vemos ninguna, no almorzamos juntos, estamos enfocados trabajando. Tenemos un almuerzo a la semana juntos que está agendado. Si Carlos debe decirme algo baja rápidamente (por la escalera que une ambos despachos).

¿Cómo califica el Gobierno que ha liderado su esposo hasta el momento?

Creo que Carlos tiene un liderazgo de consenso y que ha sido un año productivo y donde nos hemos enfocado en el saneamiento de las finanzas, públicas y contención de gasto. Este año asumimos retos distintos, de generación de empleo y reactivación económica.

¿Se ve como una futura candidata a la presidencia para el 2022? ¿Qué le dice a las personas que la candidatean?

No está en mis planes. Me siento honrada que la gente piense que yo tengo las características para una responsabilidad de esa magnitud, pero ciertamente estamos enfocados en otra cosa, llevamos un año de cuatro y nos queda más de la mitad del camino por delante y es importante que tanto nosotros como la discusión nacional se enfoquen en los retos que tenemos como país.

¿Qué se le viene a la mente?

Aborto terapéutico: compromiso
Desempleo: luchando contra eso
Pastilla del día después: anticoncepción
Feminismo: válido
Movilidad urbana: importante
Michelle Obama: lideresa
Presidencia de la República: representación de la institucionalidad