Franklin Arroyo.13 noviembre, 2018

Elsa Chang-Díaz es una fiebre del fenómeno ovni y está convencida de que hay vida en otros planetas aunque su hermano Franklin no suelta prenda de lo que, se supone, es más que sabido en la NASA.

Lo que ella conoce del pensamiento de Franklin es lo que él ha dicho algunas veces, entre estas en una entrevista con La Teja (publicada el 24 de junio de este año) cuando, en términos generales, habló de la posibilidad de que exista vida más allá de nuestro planeta y que seres de sitios muy lejanos hayan estado visitando la Tierra.

Doña Elsa Chan y su hermano Franklin casi no hablan de los ovnis, muy a pesar de ella. Foto: Facebook Esa Chang
Doña Elsa Chan y su hermano Franklin casi no hablan de los ovnis, muy a pesar de ella. Foto: Facebook Esa Chang

Después de leer la entrevista, doña Elsa publicó un comentario en su perfil de Facebook y compartió nuestra publicación, en la que se hablaba de una famosa foto tomada en el lago Cote, aquí en Costa Rica, en la cual se ve, con toda claridad, un objeto circular de apariencia metálica.

Doña Elsa escribió aquella vez: "Mucha gente no cree en eso (ovnis) y dice que esas fotos son montajes, pero hay mucha gente que sí ha visto, incluso pilotos”.

Ella es veterinaria y piloto y se define como una seguidora de todo lo relacionado con los ovnis aunque nunca ha visto nada. Daría lo que fuera por un avistamiento.

Cuando le preguntamos si su hermano le ha comentado alguna vez algo, respondió: “Nunca dice nada, es hermético totalmente. Lo más que le he escuchado decir es que no podemos estar solo en el universo, que algún tipo de vida debe de haber”.

Silencio espacial

Cuando doña Elsa tiene la oportunidad de hablar con su hermano del asunto, Franklin le hace un quiebre de cintura y la dribla. “Se hace el maje, se echa una risilla y me dice que él no ha visto nada. Puede que no haya visto nada o que no lo dejen decir. Son muy cerrados en la NASA y no divulgan nada”, comentó.

En la entrevista con La Teja, Franklin nos recordó que el universo es tan grande que sería fácil pensar que hay otras formas de vida.

“Es pretencioso de parte nuestra pensar que somos los únicos en este universo. Realmente no creo que Tatica Dios nos haya puesto en un punto tan importante porque no estamos en el centro de la nada, el Sol no está en el centro de la galaxia, la Tierra tampoco está en el centro de algo importante”, dijo.

“Podría ser que estemos en la escala mediana. Podría haber civilizaciones más avanzadas y otras menos avanzadas”, añadió.

En su faceta como piloto, doña Elsa ha oído testimonios de compañeros que sí han visto objetos extraños, pero ella nada de nada.

Esta fue la publicación que compartío doña Elsa Chang y que nos hizo buscarla para preguntarle acerca de los ovnis. Foto: Face
Esta fue la publicación que compartío doña Elsa Chang y que nos hizo buscarla para preguntarle acerca de los ovnis. Foto: Face

Dice doña Elsa que su trabajo como veterinaria le consume mucho tiempo, pero cuando tiene raticos libres se pone a buscar en Internet, ve documentales e intercambia información del tema ovni con grupos de ufólogos o aficionados.

“Uno ve en televisión que incluso han visto a los grises (supuestos seres de otro planeta) y como esos que ven hay un montón. Muchos fanáticos creen en la teoría de la conspiración (los gobiernos esconden lo que saben), en realidad hay mucho qué investigar”, dijo.

Aun con algunas dudas, doña Elsa les mandó un mensaje a los escépticos. “No podemos pensar que en este universo tan grande solo existe una forma de vida. Debe de haber más, que no las hayamos descubierto es otra cosa”.

Astronautas se salieron del canasto

Edgar Mitchel, sexto hombre en caminar sobre la Luna, doctor en Ciencias de Aeoronáutica y Astronáutica, dijo luego de haberse retirado, en el 2016, que los extraterrestres existen y que nos ayudan.

Incluso los describió: “Son seres pequeños y con ojos y cabeza grandes. Nuestra tecnología ni siquiera se acerca a la suya. De haber sido hostiles ya habríamos desaparecido. Los hechos han sido ocultados por nuestros gobiernos durante sesenta años, pero poco a poco se van filtrando".

Gordon Cooper también fue astronauta y en el 2004 que contó públicamente dos experiencias con extraterrestres y hasta les pidió a las autoridades que reconocieran su existencia. Dijo haber tomado una fotografía de un ovni en 1957 en la base aérea Edwards, en California, pero le pidieron que la enviara al Pentágono y que no sacara copias. Lo hizo y nunca más volvió a ver la imagen.

“Era el director de proyectos de una serie de programas aéreos de pruebas en el lecho del lago seco de Mojave, en Edwards. Un día, los muchachos vinieron corriendo a mi oficina y me dijeron que un platillo volante acababa de pasar por encima de sus cabezas. Había sacado tres patas y luego aterrizado en el lago seco a unos cincuenta metros de distancia. Cogieron las cámaras y se acercaron a él para filmarlo. Cuando estuvieron muy cerca de la nave, ésta se elevó, las patas de aterrizaje desaparecieron, se ladeó y salió disparada a gran velocidad”, dijo como parte de su testimonio.

Hay muchos testimonios más de gente que ha ido al espacio y después ha contado historias de ovnis, como el ruso Vladimir Kovalenok, el estadounidense Leiland Melvin y existe un caso particular, el de la astronauta Heide Stefanyshyn-Piper, quien se desmayó dos veces durante una conferencia de prensa cuando, aparentemente, iba a dar a conocer algo que le ocurrió con extraterrestres.

Esta es la imagen del momento...